Skip to content

Ballesteros tercer mejor español en Segovia

El pasado sábado 26 de julio, el barbastrense Diego Ballesteros, participó en la localidad segoviana de Cuellar en una prueba UCI WORLD CUP de Ciclismo adaptado

El pasado sábado 26 de julio, el barbastrense Diego Ballesteros, participó en la localidad segoviana de Cuellar en una  prueba UCI WORLD CUP de Ciclismo adaptado, la única prueba de Copa del Mundo que se celebra en España.

A la prueba UCI WORLD CUP de Segovia acuden las mejores selecciones del mundo, Estados Unidos, Sudáfrica, Alemania, Francia, Corea del Sur, Australia y Rusia entre otras, todas buscan lograr el mejor resultado posible de cara a la gran cita de agosto en Grenville (USA), el campeonato del mundo, donde estará en juego el famoso maillot arco iris.

El aragonés llegaba ilusionado, en un buen momento físico y con ganas de hacerlo bien tras unos meses complicados con lesiones y problemas de salud. La marca comercial SPIUK diseñó una nueva equipación personalizada que estrenó en Segovia y con la que competirá por lograr su sueño olímpico.  Gracias a la Federación Aragonesa de Ciclismo y empresas como JCV Shippings & Solutions, Quickie, COANFI, PowerBar, Clinica Sant Jordi y Trangoworld entre otros, Ballesteros compite al más alto nivel.

La salida de la prueba en ruta fue las 15:30 horas, sol de justicia y 37º centígrados en el ambiente, que reflejados en el asfalto ascendía hasta los 48º. Los hanbikers, ciclistas con discapacidad que pedalean con los brazos, mueven unas bicicletas de tres ruedas en posición semitumbada, van muy cerca del suelo, a escasos 15 centímetros. La gran mayoría de estos deportistas sufren lesiones medulares, problemas de sensibilidad y movilidad con limitaciones en las funciones de termorregulación corporal, es decir no pueden sudar o lo hacen desde la altura de su lesión, en este caso, Ballesteros sólo puede eliminar el calor, sudando por la cabeza y las axilas.

Bajo ese calor insoportable los ciclistas se situaron en la línea de salida. Debían dar 5 vueltas a un circuito de 12 km hasta completar los 60 km totales. La prueba en ruta de la Copa del Mundo de Segovia es dura, quizás de las más exigentes del calendario ya que antes de terminar cada vuelta deben de superar un repecho adoquinado de aproximadamente 1 km al 7% de desnivel.

Ballesteros arrancó fuerte y se situó junto a varios rivales, su nivel y sus aspiraciones no estaban en rodar con los mejores, tan solo lleva 4 años en silla de ruedas y 3 años practicando el deporte de la handbike. En el Campeonato de España fue 4º en la contrarreloj y en la ruta, sus rivales estaban aquí y con ellos se quería medir.  Tras una primera vuelta de alta intensidad y viendo no peligrar su clasificación, Ballesteros decidió regular para concluir con éxito la prueba. Termino en el puesto 23 de la general, mejorando notablemente su resultados de la Copa del Mundo de Italia y siendo el tercer mejor español. Su valoración es positiva: “nunca había competido con tanta calor, he pensado que me iba a dar algo así que he decido bajar la intensidad, muchos se han retirado así que creo haber tomado la decisión correcta, se trata de sumar y aprender”.

Tras Segovia se embarcará en una nueva aventura, cruzar Francia del Mediterráneo al Atlántico, para ello arrastrará su silla de ruedas desde la handbike, un viaje en autonomía y suficiencia que emulará su periplo hacía Pekín del 2008. Le deseamos lo mejor. Querer es poder.