Skip to content

Ballesteros estrena un ciclo adaptado

La participación del ciclista Diego Ballesteros, con un modelo de ciclo novedoso adaptado a su situación

La participación del ciclista Diego Ballesteros, con un modelo de ciclo novedoso adaptado a su situación, fue la noticia más destacada en el Día de la Bici celebrado ayer en Barbastro, con menos repercusión que el año pasado porque la lluvia fue un contratiempo, y la jornada laboral también.

El barbastrense volvió a pedalear

La participación del ciclista Diego Ballesteros, con un modelo de ciclo novedoso adaptado a su situación, fue la noticia más destacada en el Día de la Bici celebrado ayer en Barbastro, con menos repercusión que el año pasado porque la lluvia fue un contratiempo, y la jornada laboral también. Las actividades previstas se limitaron al recorrido urbano y se dejó para el próximo día 29 de mayo la ruta a pie por el antiguo tramo de la vía del tren, que ya se ha limpiado de malezas desde el barrio de San Valentín hasta las proximidades del túnel.

El grupo de ciclistas partió desde la explanada del centro de Congresos para iniciar el recorrido urbano por el sector La Paz, Avenida de Tarragona, calles obispo Ambrosio Echebarría, Ramón J. Sender, Fernando el Católico, San Josemaría, Torreciudad, avenida de los Pirineos al colegio Pedro I, Calvario, puente del Portillo, Argensola, los Hornos, Capuchinas, Virgen del Plano, cruz de Santa Bárbara, puente de Santa Fe y descenso hacia el Centro de Congresos por Ejército Español, Coso, General Ricardos y Corona de Aragón.

Diego Ballesteros lo hizo en compañía de Toño Escartín, presidente del C.C. Barbastro y compañero de equipo de Coanfi Desafío Aspanoa en la Race Across América, donde sufrió el grave accidente. En su segundo día tras las pruebas iniciales tuvo el contacto con la carretera, «aunque sea de tres ruedas, volver a la bicicleta en un día como éste es emocionante por la posibilidad de compartir sensaciones con los compañeros», explicó Diego.

Las sensaciones son fuertes, «vas más bajo que en la bicicleta normal pero de nuevo siento el viento en la cara y el contacto con este ambiente. El modelo de diseño es de una empresa valenciana con la que hemos llegado a un acuerdo de colaboración. A ver si es posible mejorar cosas para convertir la bicicleta de recreo en una más competitiva».

En especial, «valoro el contacto con la calle y con la gente, propia de estas reuniones y marchas. Ha sido una jornada emotiva porque he recorrido las calles de Barbastro como un aliciente añadido y me siento feliz de cara al futuro».

En la próxima marcha por la antigua vía del ferrocarril se reivindicará la vía verde por la que el alcalde Antonio Cosculluela ha realizado gestiones. Gracias al trabajo de Diego Tripiana, de la asociación naturalista «L»aliaga» y de la colaboración de voluntarios, es posible caminar por una ruta que estaba llena de hierbas y se ha desbrozado con la intención de que sea de utilidad pública, según informó Pedro Solana, miembro de la Plataforma Barbastro en Bici.

Fuente: Diario del AltoAragón.